Generalmente, la compañía anfitriona brinda información sobre las posibilidades de alojamiento y sus costos que por lo general van de 500 a 1200 euros al mes.