Debes tomar en cuenta que sólo en casos excepcionales y previa autorización por escrito por parte del empleador podrías dejar de trabajar antes de la fecha indicada en la oferta de trabajo. Si vuelves antes podría perjudicarte en caso quieras aplicar a otros programas de intercambio cultural en el futuro.